= aunque sea para incordiar =

10 may. 2008

Somos humanos de cal, aunque otros tengamos sedimentos de arena, y aunque la palabra original sea nuestra estamos empecinados en defraudarla. Una única voz corre por cuenta de todos nosotros, pero la misma coima corrupta, esa que nos duele en el orgullo como Argentinos, se encarga de doblegarnos, dividirnos, de acercarnos un paso más al abismo. El tan trillado sistema nos hace reproducirnos en el sentido de la rutina, de los clichés, del tedio, de la injusticia, de las conversaciones acerca de tópicos banales sin sentido, de las miradas burlonas, de la corrupción, de los desamores y de los pobres de alma y de hambre.

La espada batallante que tiene la palabra está siendo aprovechada para objetivos crueles. ¿Habrá aunque sea una frase que el bonaerense "promedio" no tenga que pensar dos veces por miedo de no haberla entendido correctamente o, de hecho, por haberla entendido demasiado bien ? ¿Qué no es estrategia hoy? ¿Qué no fue estrategia ayer?