= aunque sea para incordiar =

16 jul. 2009

5.05.09

El frenesí ya no es de la ciudad. Es mío, es nuestro.

La velocidad de las imágenes.
Las imágenes veloces.

Los pensamientos como ráfagas ocupan mi cabeza. No dan tiempo a atocigarlos, no dan tregua a frenarlos.

Una tras otra, la asociación, si se puede llamar libre, acomoda mis ideas por segundos y las vuelve a abandonar. Pobres huérfanas, no les tienen piedad.

5.05.09

Ideas fugaces desde el inconsciente, amores pasados, odios engendrados, inhiben, frustrados a alguien que siente. El cielo, la mar, la tierra y lo verde son grandes pasiones para alguien que pierde.

9.04.09

Fuiste el disparador de una ruptura liberadora.
Fuiste la alarma que insiste en despertar.
Fuiste de noche, de día y en la aurora.
Fuiste la risa que no pude negar.

Sos la escritura inesperada.
Sos el plato de comida caliente al llegar a casa.
Sus tus ojos, totalmente fijos en los míos.
Sos, aunque no quieras, extremadamente rico.

18.3.09

Hay noches, especialmente noches, en que la soledad se vuelve hiel y lo único que se nos acerca es el reflejo de las luces de los autos que llegan desde el horizonte.

Es en esos momentos cuándo nos cercioramos que, inexorablemente, somos uno.