= aunque sea para incordiar =

15 mar. 2009

Yo tuve al amor entre mis manos y como arena entre los dedos se escapó.
Yo tuve un suspiro entre mis labios que explicaba con los ojos la pasión.
Yo tuve, como aquel rey, un par de sueños pero parece que mi tintiero se secó.
Yo tuve la alegría de reconocerme en otros aunque ese otro ahora cambió.
Es este espacio vacío, es esta ausencia, es este hastío quienes simulan esa labor.